LATINOAMÉRICA (Diciembre 16 de 2020).       El Dr. Andrew J. M. Willoughby y el Dr. Keith W. Moeller han obtenido y emitido numerosas patentes en todo el mundo -incluso en Asia, Europa y ahora en los Estados Unidos- sobre la combinación y utilización de la nanoplata con diversas neurotoxinas botulínicas (“BONT”)

Estas formulaciones patentadas tienen importantes ventajas clínicas y logísticas, entre ellas la de prolongar la estabilidad y la vida útil del BONT reconstituido de 2 a 3 semanas a más de 3 a 4 meses, así como la de prolongar el efecto terapéutico (eficacia) de los BONT inyectados hasta 6 a 7 meses (100+% más que con la solución salina estándar).

El Dr. Moeller dijo: “Debido a la forma en que esta nanopartícula es capaz de encapsular y proteger varias proteínas y carbohidratos de la degradación, creemos que ahora existe el potencial de que la neurotoxina botulínica no necesite ser refrigerada en absoluto, extendiendo así su uso humanitario a más naciones y ciudades aisladas en todo el mundo.

Piense en un adulto o un niño que utiliza el producto BONT para controlar las migrañas crónicas o las convulsiones motoras focales recurrentes, y que ahora puede que sólo necesite ser inyectada dos veces en un año natural, en lugar de cada 2-3 meses. Este descubrimiento podría impactar en la vida de muchos”.

El Dr. Willoughby es un dentista canadiense de Langley, B.C., especializado en reconstrucción y cosmética, con numerosas certificaciones clínicas, que ha estado inyectando BONTs desde 2007.

En 2017, el Dr. Willoughby completó un ensayo clínico en seres humanos de fase 1 ,sin etiquetar, con 39 pacientes a los que se les inyectó OnaBotulinumToxin-A, que se había reconstituido con un compuesto de Nano-Plata, autorizado para su uso tanto en el Canadá como en los Estados Unidos; como irrigante para el lavado de heridas quirúrgicas.

Después de vigilar de cerca a los participantes durante más de 18 meses y de administrar a la mitad de ellos dosis repetidas, se observó una notable prolongación de la duración del efecto terapéutico en los pacientes que padecían una serie de problemas, como dolores de cabeza crónicos por tensión, bruxismo (rechinamiento de dientes) y arrugas. También se observaron notables efectos antivirales en pacientes con herpes labial (HSV-1), y ninguno de estos pacientes experimentó ningún evento adverso. Desde entonces, se han realizado más ensayos clínicos en humanos con resultados similares.

Dijo el Dr. Willoughby, “Sentimos que ahora entendemos la farmacocinética y el modo de acción detrás de cómo nuestras partículas ultra pequeñas de Nano-Plata (5-7Nm) interactúan con el BONT, y lo que se necesita para extender tanto su eficacia como su estabilidad. También hemos completado un estudio de fase 2 de ingestión humana patrocinado por el IRB, el más grande de su tipo jamás realizado con un compuesto de Nano-Plata.

Estos resultados publicados indican que nuestra Nano-Plata es segura de ingerir e inhalar y no es tóxica. Miles de exitosas cirugías dentales (que involucran sitios de inserción de dispositivos médicos) también han establecido que nuestra Nano-Plata es un desinfectante de amplio espectro y de profunda curación de heridas. Tenemos numerosas autorizaciones reglamentarias de la USFDA y del Canadá para fundamentar estas afirmaciones.

Esta tecnología de Nano-Plata no sólo cumple con las directrices/estándares de la USFDA USP 51 para un conservante antimicrobiano según el 21 CFR Parte 58, sino que además no es tóxica para los humanos. Me refiero a esta nueva y mejorada versión como ‘Botox® Bacteriostático’*. Las implicaciones clínicas de esta plataforma de nanotecnología van mucho más allá de la odontología”.

Debido a las profundas propiedades conservadoras y antimicrobianas de esta Nano-Plata, así como a su capacidad para modular el sistema inmunológico y encapsular otras moléculas orgánicas, el Dr. Willoughby y Moeller también han presentado una amplia serie de patentes para el uso de partículas de Nano-Plata y Nano-Plata recubiertas de lípidos como parte de un novedoso tratamiento terapéutico antiviral, y como adyuvante alternativo para varios tipos de inmunoterapias, incluidas las vacunas de vector de ARNm recombinante.

Dijo el Dr. Moeller, “Tenemos cientos de informes clínicos y de laboratorio independientes, incluyendo numerosas publicaciones revisadas por expertos, que señalan la profunda capacidad de curación de heridas, desinfectante, anti-biofilm, conservante e inmunomoduladora de esta Nano-Plata. Esto, combinado con la capacidad de matar una amplia gama de bacterias resistentes a múltiples fármacos (sin ser tóxicas para el paciente) y nuestros hallazgos clínicos de BONT, nos lleva a creer que nuestra Nano-Plata podría ser una alternativa ideal a los muchos productos químicos y antibióticos quimiotóxicos (es decir, timerosol, glutaraldehído, metilparabeno, 2-fenoxietanol, gentamicina, estreptomicina y neomicina) que actualmente se utilizan como adyuvantes en la industria de las vacunas”.

También se han realizado presentaciones de PCTA para el uso combinado de la Nano-Plata y la Toxina Botulínica con diversos antioxidantes, incluidas las vitaminas A, C y E, así como plasma rico en plaquetas, liposomas y ácido hialurónico para la microaguja. Estas presentaciones incluyen protocolos clínicos adicionales.

Para obtener más información, ponerse en contacto con:

Dr. Andrew Willoughby, Presidente y Fundador de VeraSIL Therapeutic Research, Inc.

Teléfono: 1.855.545.1800 o E: drandrewwilloughby@verasil.com

Botox® es una marca registrada de Allergan Plc, y Abbvie, Dublín, Irlanda. El uso de “Botox® Bacteriostático” se utiliza únicamente como un término descriptivo.

FUENTE: VeraSIL Theraputic Research, Inc.