COLOMBIA (Febrero 17 de 2020).      Casi todas las mujeres quieren perder peso o tener un cuerpo increíble. Y una de las herramientas más populares para lograr la figura perfecta es la faja colombiana o cualquir otro tipo de prenda modeladora. Obviamente, tiene beneficios estéticos como la reducción de medidas en la cintura y el incremento del autoestima, además ayudan a mejorar la postura, al mismo tiempo que brindan soporte durante la práctica de actividades físicas, etc. Pero pueden causar daños en la salud.

El problema no es el uso de las fajas en sí, en realidad es que muchas mujeres las usan sin supervisión médica. Las mujeres que usan prendas modeladoras por mucho tiempo, o incorrectamente, se están poniendo en riesgo por cuestiones de salud, comenta Melissa Hague, Ginecóloga y Obstetra, para el diario Wichita Eagle. Muchos especialistas creen que el uso prolongado de estas prendas puede tener consecuencias negativas para la salud sobretodo, en la columna. Esto también puede ser una causa importante de ciática y/o dolor en la espalda baja.

La presión que ejercen estas prendases muy fuerte, entonces el uso constante y prolongado o usar la talla incorrecta, ocasiona que los músculos pierdan el tono y el volumen. Ocasionando que no puedan cumplir su función de soporte, lo que hace que la columna vertebral se debilite, dejando una flacidez permanente, dolor de espalda e incluso se puede comprometer el sistema respiratorio.

Otras consecuencias de usar fajas modeladoras:

– Disminución del movimiento debido a lo apretadas que están,

– Los síntomas de algunos padecimientos como ciática o dolor crónico en la espalda baja empeoran

– Mala digestión porque el metabolismo se hace más lento.

– Estrés, ansiedad e incomodidad por la falta de movilidad.

Si se sufre de dolor de espalda pero se es una de las mujeres que usan fajas o modeladores corporales por razones estéticas, cuentan qué se debe hacer para evitar daños en la columna vertebral.

– Usa la faja solo por un tiempo determinado y bajo prescripción médica. Asegurarse de usar el tamaño correcto.

– Para evitar contracturas o dolor de espalda, intenta relajar los músculos después de usarlos con compresas frías y calientes, masajes, herramientas ortopédicas como Cordus y Sacrus, toma algún tipo de relajante muscular de venta libre como acetaminofén o aplica geles o cremas antiinflamatorias.

– Hacer ejercicio regularmente, sin la faja, para mantener un buen tono muscular. Puedes caminar, nadar, practicar yoga o pilates. Recuerda que las fajas no son un producto milagro que hará tener una figura perfecta solo porque la usas.

– Tomar suplementos nutricionales que ayuden a mejorar la condición de su cartílago.

Ya conociendo los riesgos de estas prendas, consultar al médico y aprender cómo usarlas para obtener la figura perfecta y los máximos beneficios sin dañar la salud.