Colombia Empresas Español Noticias

Seguros de transporte y de cadena logística: superando las demoras

COLOMBIA (enero 23 de 2018).      En el día a día, las demoras pueden ser molestas, pero en el mercado de los seguros son un gran problema. Las causas y las consecuencias de un retraso son muchas veces más variadas y amplias de lo esperado, por lo que su cobertura es cada vez más desafiante para la industria. Más aún, considerando que la creciente globalización del comercio, la inevitabilidad de las interrupciones de la cadena logística y el incremento de riesgos está en aumento. Por esto, se hace necesario que las compañías implementen estrategias para identificar, cuantificar y prevenir sus exposiciones.

Pero ¿qué se entiende por demora? “En el contexto de seguros de transporte y de cadena logística, es el retraso, detención temporal o imposibilidad de continuar el viaje de los objetos asegurados, cuyo impacto sea una pérdida financiera que sufra el asegurado”, explica Xavier Pazmiño, Vicepresidente de Marine para América Latina de Chubb.

¿Y qué puede causar una demora? Las variables y combinaciones son casi infinitas, pero hay principalmente 4 factores a considerar: medio ambiente (como desastres naturales, pandemias, entre otros), geopolíticos (por ejemplo, inestabilidad política, terrorismo, corrupción o incluso la presencia de piratas), económicos (volatilidad de precio, retrasos en la aduana, etc.) y tecnológicos (que pueden ser generados por fallas de sistemas o de infraestructura). Estos cuatro factores pueden interactuar entre sí y presentarse en diferentes “intensidades”. Además, la probabilidad de que ocurran y las posibilidades de mitigación, también deben ser tomadas en cuenta al momento de cuantificar los riesgos.

¿Y cómo se cubren las demoras? Las pérdidas que surgen luego de una demora o retraso en el trayecto asegurado pueden llegar a superar el valor o costo de reposición del objeto asegurado. Estas pérdidas son usualmente llamadas “Pérdidas Financieras Consecuenciales” y pueden cubrir:

  • Pérdida o diferencia en Utilidad Esperada
  • Gastos Extras y costos adicionales de operación
  • Intereses, penalidades

Actualmente, hay productos de seguro de transporte que extienden las coberturas para amparar estas pérdidas, como es el caso de la póliza de “Demora en Inicio de Operación Comercial (Alop/DSU) para proyectos de carga”, o el “Seguro para Contenedores”, que incluye cobertura para penalidades por incumplimiento de “Free Time”, entre otros.

Sin embargo, hay una cobertura, que nace en los años 90 en el mercado en Londres, que busca cubrir las Pérdidas Financieras Consecuenciales de riesgos o amenazas directas e indirectas, sin que se requiera necesariamente un daño físico sobre la carga asegurada. “Esto es lo que principalmente diferencia al TDI (Trade Disruption Insurance) o Seguro de Interrupción de la Cadena Logística de otras coberturas”, comenta Xavier Pazmino,  “donde los valores indemnizables que pueden estar sujeto a seguro son tan variados como todos los potenciales riesgos a los que se enfrentan en el día a día un comercio más global”.

Este producto puede cubrir riesgos como:

  • Eventos Naturales: Tormentas tropicales, nieve, terremoto y erupción volcánica
  • Eventos Políticos: Embargos, terrorismo y cierre de caminos por autoridades de gobierno.
  • Eventos Fuerza Mayor: Cierre de puertos o limitación de su acceso, retraso de buque a puerto de carga debido a daño físico o daños en su maquinaria de propulsión, reticencia del capitán de barco a continuar viaje por una situación de seguridad.

Y la lista puede seguir creciendo, lo que significa, según el ejecutivo de Chubb, que el factor de demoras esté excluido en el seguro de carga estándar y “productos como el TDI sean menos populares y accesibles, ya que tienen una particular dificultad en la parametrización, en la estimación de pérdidas, con altas posibilidades de fraude. Interactúan factores culturales desconocidos y, lo más importante, no es propiamente un seguro de Marine, ni de Property, ni Político, ni Cyber ni de Líneas Financieras, pero, sin embargo, contiene todos los elementos de estos productos de seguro”.

Por lo tanto, surge la pregunta de si incluso emergerá finalmente como una clase de seguro distinta que cubra específicamente las demoras, que, como se ha descrito, tienen exposiciones que van más allá de las pólizas estándares. Según Xavier Pazmino, “hay una necesidad de un producto comprensivo, integral y accesible que ampare todas las exposiciones posibles que generen una interrupción de la cadena logística, combinando coberturas de seguro de transporte de carga con productos de seguro relacionados, como el seguro de riesgos de créditos, de riesgos políticos, de secuestro y extorsión o incluso seguros de riesgos de amenaza cibernética, por lo que hay un mercado enorme en donde innovar”.

Acerca de Chubb

Chubb es la compañía de seguros de propiedad y responsabilidad civil más grande del mundo que cotiza en bolsa. Con operaciones en 54 países, Chubb asegura propiedad y responsabilidad civil comercial y personal, seguros de accidentes personales y salud complementario, reaseguros y seguros de vida a un diverso grupo de clientes. Como una compañía de suscripción, asesoramos, asumimos y gestionamos los riesgos con visión y disciplina. Proveemos servicio y pagamos nuestros siniestros equitativa y rápidamente. La compañía también se define por sus extensas ofertas de productos y servicios, amplias capacidades de distribución, excepcional fortaleza financiera y operaciones locales a nivel mundial. La compañía matriz Chubb Limited cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE:CB) y es integrante del índice de S&P 500.

Chubb tiene oficinas ejecutivas en Zúrich, Nueva York, Londres y otras ubicaciones, y emplea a aproximadamente 31.000 personas alrededor del mundo. Podrá encontrar información adicional en: www.chubb.com